Skip to main content
Busqueda  Farmacia   Servicios Médicos  Contacto  SdB  Oportunidad de Negocio   Iniciar sesión de miembro   
Quienes Somos
La Farmacia de Dios
Adios a las hemorroides
Alivio del Dolor
Alzheimer Demencia Senil
Antibioticos
Anticonvulsivos
Antidepresivos
Cuidado de la Piel
Diabetes
Gastritis y Antiácidos
Hipertension
Parkinson
Perder Peso
Prostata
Psoriasis
Salud Masculina
Sistema Respiratorio
Osteoporosis
 

Trastornos de la Prostata

La prostata, tiene fundamentalmente tres tipos de enfermedades:

1. Hiperplasia Prostatica Benigna (HPB).
2. Cancer de prostata.
3. Prostatitis.

La próstata es la glándula que se encuentra entre la vejiga donde se almacena la orina y la uretra que es el tubo a través del cual la orina pasa. A medida que los hombres envejecen la glándula prostática aumenta de tamaño (o se agranda) lentamente. A medida que la próstata se hace más grande, puede presionar la uretra y hacer que el flujo de la orina sea más lento y menos fuerte.

SINTOMAS

  • Necesidad de levantarse más frecuentemente de noche para orinar.
  • Necesidad de vaciar la vejiga con frecuencia durante el día.
  • Dificultad para comenzar el flujo de la orina
  • Goteo después de acabar de orinar.
  • El tamaño y la fuerza del chorro de orina puede disminuir.

NOTA. Estos síntomas pueden ocurrir por causa de otras condiciones distintas a la HPB. Pueden ser señas de enfermedades más serias tales como una infección de la vejiga o cáncer de la misma. Dígale a su médico si usted tiene alguno de estos síntomas de modo que él pueda decidir qué tipo de pruebas va a usar para determinar la posible causa.


DIAGNOSTICO

Después de que su médico hace una historia completa de sus síntomas el siguiente paso es un examen rectal. Durante un examen rectal, su médico le examina la próstata introduciéndole un dedo lubricado y enguantado dentro del recto con el objeto de sentir la parte posterior de su glándula prostática. Este examen le permite al médico sentir el tamaño de la glándula prostática. Con el objeto de asegurarse de que su problema de la próstata es benigno, el médico puede requerir una muestra de orina para ver si hay signos de infección. El médico también puede hacerle una prueba de sangre. Un examen de ultrasonido o una biopsia de la próstata puede ayudar a su médico a hacer el diagnóstico.


TRATAMIENTO

Una opción es un tratamiento que causa un trauma mínimo. Esto significa que no incluye una cirugía. La mayoría de estos tratamiento usan calor para destruir el tejido prostático que está presionando la uretra. Los tratamientos que causan trauma mínimo usualmente los puede realizar el médico en su consultorio en vez de hacerlos en un hospital.

La cirugía se considera como el tratamiento más efectivo y se usa en hombres con síntomas fuertes y que persisten después de haber ensayado otros tratamientos. Ésta también es la mejor forma de diagnosticar y curar el cáncer de la próstata en etapa precoz. La cirugía usualmente se hace a través de la uretra y no deja cicatrices.

MEDICAMENTOS

Existen tratamientos disponibles a base de medicamentos. Finasteride y dutasteride bloquean una hormona natural que hace que la próstata se agrande, pero estos no son efectivos en todos los pacientes. Los efectos secundarios del finasteride son leves y raros pero usualmente tienen que ver con la función sexual. Éstos desaparecen cuando se deja de tomar el medicamento. La próstata puede volver a agrandarse si se deja del tomar el medicamento, por lo tanto, su médico puede sugerirle otro tratamiento.

Otro tipo de medicamentos que también pueden ayudar con los síntomas de la HPB son los bloqueantes (bloqueadores) alfa. Los bloqueantes alfa han sido usados durante mucho tiempo para tratar la presión arterial (sanguínea) elevada pero estos también pueden ayudar a prevenir los síntomas de la HPB aun en hombres con presión arterial normal. Algunos de estos medicamentos son la terazosina, doxazosina, tamsulosina y alfuzosina. Estos medicamentos pueden no funcionar en todos los hombres. Los efectos secundarios de los alfa bloqueantes incluyen vértigo, fatiga y mareo. Los efectos secundarios desaparecen si usted deja de tomar el medicamento.