Skip to main content

Busqueda  Farmacia   Servicios Médicos  Contacto  SdB  Oportunidad de Negocio   Iniciar sesión de miembro   
Quienes Somos
La Farmacia de Dios
Adios a las hemorroides
Alivio del Dolor
Alzheimer Demencia Senil
Antibioticos
Anticonvulsivos
Antidepresivos
Cuidado de la Piel
Diabetes
Gastritis y Antiácidos
Hipertension
Parkinson
Perder Peso
Prostata
Psoriasis
Salud Masculina
Sistema Respiratorio
Osteoporosis

 

Enfermedad de Alzheimer

 

 

La enfermedad de Alzheimer es una enfermedad degenerativa del cerebro en donde se ve afectada la memoria, la conducta y el pensamiento de los pacientes.

 

 

El Alzheimer es la demencia mas frecuente del mundo. De cada 3 adultos mayores de 80 años, uno tiene Alzheimer. Asi de cruda es la estadistica y asi de gigante es el reto para las familias. Esta enfermedad produce la muerte precoz de las neuronas. Degenerativa porque se va agudizando con el paso del tiempo y se van perdiendo las facultades intelectuales mas importantes (memoria, conducta y pensamiento).

 

Posiblemente lo primero que asociamos al oir la palabra Alzheimer es la perdida de la memoria; pero no solo se trata de un tema de olvidos frecuentes o confusion cronica. El Alzheimer es mas profundo, ataca la parte la parte mas sensible del ser humano: Su capacidad de ubicacion, de lenguaje; las palabras se vuelven cada vez mas esquivas y encontrar el vocabulario exacto parece imposible. Y como producto de esto el caracter se altera e indefectiblemente la persona cambia.

 

"Todos creen que lo hago a proposito, el baño abierto cuando me ocupo, la cortina del dormitorio en la cama, porque el edredon de plumas no me abriga lo suficiente... Nadie entiende que ahora pienso diferente, siento diferente... Mi hija vive reclamandome de las cosas que hago, pero yo solo quiero silencio para poder encontrar mis propias palabras... esas que se estan yendo..."

 

Los farmacos utilizados actualmente no curan el Alzheimer, pero intentan lograr una mejora considerable en la calidad vida del paciente. Retardan la dependencia total y alargan el periodo de perdida de memoria. Mantienen un poco mas de tiempo su autonomia y permite a la familia durante ese periodo prepararse, educarse e interiorizar la enfermedad como una realidad latente.

 

La vida cambia y se tranforma en una vida llena de cuidados para un niño que hoy tiene 65 años, un niño que no sabe asearse, que olvido como alimentarse; es una vida que requiere atencion y cariño constante.

 

El impacto en la familia es DEVASTADOR. La fortaleza que el cuidador requiere es muy grande y generalmente son los hijos o la pareja quienes se hacen cargo; apartandose de sus amistades y refugiandose en un mundo que es completamente ajeno. Tal vez el dolor mas grande sea el instante en el que el enfermo de Alzheimer no reconoce a su familia, los confunde, los rechaza porque piensa que son extraños que lo pueden lastimar.

 

Señales y síntomas muy tempranos

Los problemas de la memoria son una de las primeras señales del Alzheimer. Algunas personas que tienen problemas de la memoria tienen una condición llamada deterioro cognitivo leve de tipo amnésico (DCL o MCI en inglés). Las personas afectadas con este deterioro tienen más problemas de los que normalmente tienen las personas de su misma edad, pero sus síntomas no son tan severos como los de aquellas que tienen la enfermedad. Cuando son comparadas con personas que no tienen DCL, la mayoría de las personas que sí lo tienen terminan desarrollando el Alzheimer.

Otros cambios también pueden ser señal de las etapas muy tempranas de la enfermedad. Por ejemplo, imágenes del cerebro y estudios de marcadores biológicos de personas que tienen DCL y de personas que tiene un historial familiar de padecimiento de Alzheimer, han empezado a detectar cambios tempranos en el cerebro que son similares a los encontrados en esta enfermedad. Estos resultados tendrán que ser corroborados por otros estudios, pero parecen ser prometedores. Otros estudios recientes han descubierto vínculos entre algunos problemas de movimiento y el DCL. Los investigadores también han notado vínculos entre algunos problemas con el sentido del olfato y problemas cognitivos.

Estos resultados ofrecen la esperanza de que algún día podamos tener las herramientas que podrían ayudar a detectar la enfermedad de Alzheimer temprano, delinear el curso de la enfermedad y monitorear la respuesta a los tratamientos.

Enfermedad de Alzheimer leve

A medida que la enfermedad va avanzando, la pérdida de la memoria continúa y surgen cambios en otras capacidades cognitivas. Los problemas pueden incluir perderse, dificultad para manejar el dinero y pagar las cuentas, repetir las preguntas, tomar más tiempo para completar las tareas diarias normales, juicio deficiente y pequeños cambios en el estado de ánimo y en la personalidad. Las personas frecuentemente son diagnosticadas durante esta etapa.

Enfermedad de Alzheimer moderada

En esta etapa, el daño ocurre en las áreas del cerebro que controlan el lenguaje, el razonamiento, el procesamiento sensorial y el pensamiento consciente. La pérdida de la memoria y la confusión aumentan, y las personas empiezan a tener problemas para reconocer a familiares y amigos. Tal vez no puedan aprender cosas nuevas, llevar a cabo tareas que incluyen múltiples pasos (tales como vestirse) o hacer frente a situaciones nuevas. Es posible que tengan alucinaciones, delirio y paranoia, y quizás se comporten impulsivamente.

Enfermedad de Alzheimer severa

Al llegar a la etapa final, las placas y ovillos se han extendido por todo el cerebro y los tejidos del cerebro se han encogido considerablemente. Las personas que padecen de una enfermedad de Alzheimer severa no pueden comunicarse y dependen completamente de otros para su cuidado. Cerca del final, la persona quizás pase en cama la mayor parte o todo el tiempo a media que el cuerpo va dejando de funcionar.

 


Enfermedad de Alzheimer muy temprana

Enfermedad de Alzheimer leve a moderada

Enfermedad de Alzheimer severa

 

A medida que el Alzheimer avanza, los ovillos neurofibrilares se extienden por todo el cerebro (señalados en azul). Las placas también se extienden por todo el cerebro, empezando en la neocorteza. Cuando llega la fase final, los daños se han extendido ampliamente y los tejidos del cerebro se han encogido considerablemente.

 

Qué causa la enfermedad de Alzheimer

Los científicos todavía no entienden completamente qué causa esta enfermedad, pero está claro que se desarrolla debido a una compleja serie de eventos que ocurren en el cerebro a través de un largo periodo de tiempo. Es probable que las causas incluyan factores genéticos, ambientales y del estilo de vida. Debido a que las personas difieren en cuanto a su composición genética y sus estilos de vida, la importancia de estos factores para prevenir o retrasar esta enfermedad varía de persona a persona.

 

Cómo se diagnostica la enfermedad de Alzheimer

El Alzheimer se puede diagnosticar de manera definitiva únicamente después de ocurrida la muerte. El diagnóstico se hace vinculando la trayectoria clínica de la enfermedad con un examen de los tejidos cerebrales y una patología durante una autopsia. Pero los médicos ahora tienen varios métodos y herramientas que les ayudan a determinar con bastante precisión si una persona que está teniendo problemas de la memoria “posiblemente tiene Alzheimer” (la demencia puede ser debida a otra causa)o “probablemente tiene Alzheimer” (no se encuentra otra causa que explique la demencia). Para diagnosticar la enfermedad de Alzheimer, los médicos hacen lo siguiente:

  • Preguntan sobre la salud general de la persona, sus problemas médicos previos y su capacidad para realizar actividades diarias, y sobre cambios en el comportamiento y en la personalidad.
  • Realizan pruebas relacionadas a la memoria, a la capacidad de resolver problemas, prestar atención y contar, y a las habilidades de lenguaje.
  • Llevan a cabo pruebas médicas, tales como pruebas de sangre, orina y fluido espinal.
  • Efectúan gamagrafías del cerebro, tales como la tomografía computarizada (TAC o CT en inglés), o las imágenes por resonancia magnética (IRM o MRI en inglés).

Estas pruebas pueden ser repetidas para darles a los médicos información sobre cómo la memoria de la persona está cambiando a través del tiempo.

El diagnóstico anticipado es beneficioso por varias razones. Obtener un diagnóstico anticipado e iniciar el tratamiento en las etapas tempranas de la enfermedad puede ayudar a preservar el funcionamiento de una persona desde meses hasta años, a pesar de que el proceso subyacente de la enfermedad no puede ser cambiado. Obtener un diagnostico anticipado también ayuda a las familias a planear para el futuro, hacer arreglos de vivienda, ocuparse de asuntos financieros y legales, y desarrollar redes de apoyo. Además, un diagnóstico anticipado puede brindar una mayor oportunidad para que las personas se involucren en investigaciones clínicas. En investigaciones clínicas, los científicos prueban drogas o tratamientos para determinar cuáles son los más efectivos y para quiénes funcionan mejor. (Para más información, consulte el cuadro sobre investigaciones clínicas. Continúe abajo.)

Cómo es el tratamiento para la enfermedad de Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad compleja y no existe una única “varita mágica” que probablemente la pueda prevenir o curar. Por eso los tratamientos actuales se concentran en varios aspectos diferentes, inclusive en ayudar a las personas a mantener su funcionamiento mental, en manejar los síntomas relacionados al comportamiento, y en desacelerar, retrasar o prevenir la enfermedad.

Cómo ayudar a las personas que padecen de la enfermedad de Alzheimer a mantener su funcionamiento mental

Hay cuatro medicamentos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (U.S. Food and Drug Administration) para el tratamiento del Alzheimer. El donepezilo (Aricept®), la rivastigmina (Exelon®) y la galantamina (Razadyne®) se usan para tratar el Alzheimer de grado leve a moderado (el donepezilo también puede ser usado para le enfermedad de Alzheimer de grado severo). La memantina (Namenda®) se usa para tratar el Alzheimer de grado moderado a severo. Estas drogas funcionan regulando a los neurotransmisores (los agentes químicos que transmiten mensajes entre las neuronas). Dichas drogas pueden ayudar a mantener las habilidades relacionadas al pensamiento, a la memoria y al habla, y ayudar con ciertos problemas del comportamiento. Sin embargo, estas drogas no cambian el proceso subyacente de la enfermedad y es posible que solamente ayuden desde unos pocos meses a unos pocos años.

 














 

                         Eranz(Donepecilo)

Nombre generico:
Clorhidrato de Donepecilo
Esta indicado como auxiliar para el tratamiento de la demencia leve a moderada del tipo Alzheimer.

 

Exelon(rivastigmina)

Nombre generico: Rivastigmina

Tratamiento de pacientes con demencia leve a moderadamente grave, tipo alzheimer. Tambien se emplea en el tratamiento de la demencia leve a moderada de la enfermedad de parkinson.

 

 Ebixa(memantina) Akatinol, Eutebrol

Nombre generico: Memantina

Es un neuroprotector. Se utiliza en la demencia degenerativa tipo alzheimer, demencia vascular (infarto cerebral) y en las formas mixtas degenerativa- vascular.
 
 

Reminyl(Galantamina)

Nombre generico: Galantamina

Esta indicado para el tratamiento de pacientes que cursan con alteraciones de sus funciones cognitiva (perdida de la memoria), conductuales y deterioro en el desempeño de las actividades cotidianas asociadas con la demencia tipo alzheimer.